FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Reseña Cómic: Scalped: "Triste y Solo"

Nueva entrega de la magistral serie creada por Jason Aaron y R.M. Guéra, una auténtica joya sobre la que ya os hablé por aquí en su momento.

No voy a entrar en innecesarias reiteraciones sobre sus virtudes, ni quiero enumerar más motivos para convenceros de que le deis una oportunidad. Allá vosotros (estareis cometiendo un imperdonable error si pasais de ella). Sólo os digo que es, sin ningún género de dudas la mejor serie de la línea Vertigo de DC Comics que se publica en la actualidad, y de los mejores tebeos que os podeis echar a la cara. Que nos os quepa ninguna duda.

Ahora mismo, si hablamos de mis preferencias comiqueras, es la "niña de mis ojos" (compartiendo ese "honor" codo con codo con "Los Muertos Vivientes"). No os digo más.

En este tomo en concreto, Jason Aaron hace avanzar la línea argumental principal (dibujada con su habitual maestría por R. M. Guéra) en la que se producen importantes revelaciones y se vislumbran trascendentes acontecimientos para el futuro; pero además introduce un personaje nuevo (cuyo pasado está estrechamente relacionado con el protagonista Dashiell "Caballo Terco") y desarrolla una trama de puro género negro, con una increible, explosiva y violenta resolución, en la que "Caballo Terco" - inmerso en los últimos tiempos en una espiral autodestructiva - le ve las orejas al lobo y parece decidido a dar un giro drástico a su deriva vital.

Entre medio, el genial guionista nos ofrece dos números de transición (dibujados por Davide Furno, otro habitual de la serie, y Francesco Francavilla), en los que a modo de flashback, se esfuerza (con espectaculares resultados) en explorar el pasado y en definir el carácter y el perfil psicológico de dos importantes personajes: el agente Nitz y el mestizo Diesel. Los lectores habituales de la serie sabrán que este par de fulanos son unos pájaros de cuidado, unos auténticos malnacidos con los que no me gustaría toparme nunca en mi vida. Pues bien, Aaron logra que empaticemos con ellos, pues al saber más de sus vivencias en el pasado, comprendemos mejor porqué actúan como actúan en el presente. Es decir, como todos los personajes de la serie, también tienen sus luces y sus sombras. Aquí no buenos ni malos, no hay blanco y negro, sino que todo es de color gris. Un gris con muchísimos matices, diría yo.

En definitiva, que me encanta "Scalped". Ya tengo ganas de leer el siguiente tomo ("Roído") que, según me ha dicho un pajarito, es la repera...

2 comentarios:

Yota dijo...

Joder,esta es una de esas series que me encantaría leer pero el presupuesto mensual no da para más ufff

Jero dijo...

...pío pío...

:)