FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

lunes, 20 de septiembre de 2010

El Rincón de la Caspa (14)

Lo de hoy no es apto para estómagos ni oidos sensibles, estais avisados. Casposo hasta decir basta. Voy a desenterrar los más oscuros fantasmas que todavía están alojados en algún recondito y tenebroso rincón de mi mente...

En primer lugar, creo que una de las canciones más odiosas que he tenido la desgracia de escuchar: "Obsesión" de unos tal AVENTURA. Como suele ser habitual - misterios insondables de la humanidad - se escuchó en las radios hasta la naúsea. ¡Dios como la aborrecía! Pero sonaba sin parar, tanto que, en las fiestas de mi pueblo, para al menos echarnos unas risas mientras sonaba en la disco-móvil u orquesta de turno, la tuneamos al más puro estilo Leonardo Dantés: "...no, no es ardor, lo que tu sientes, se llama apretón..." Joder, vaya tela también lo nuestro.



En segundo lugar, el autoproclamado Rey del Reggaeton (sin lugar a dudas el género musical más infame y aborrecible de... todos los tiempos). Rey del Reggaeton. Menudo honor, solo comparable con autoproclamarse el Supremo Hacedor de Cagadas, después de salir bien descansado del retrete. DON OMAR, se llama el fulano y el tema en cuestión - también radiado hasta el aburrimiento - "Dale Don Dale" (no estaría mal que alguien le diera a él, pero en toda la boca a ver si la cerraba...). Juzgad vosotros mismos, si no es para inhabilitarlo de por vida.... Además, si me pudierais aclarar que cojones dice el tipo sería de agradecer.

4 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Anda que como te lea mi mujer, que le encanta el Aventura, XD

charlie furilo dijo...

Ups!!

Jero dijo...

A mí me fascina el momento de "Obsesión" (minuto 1'45'') en que la chica, renovando totalmente cualquier concepto sobre métrica y rima, exclama "¡No puedo, tengo novio!" Absolutamente impagable. Hazte a un lado, Dylan, que aquí llega Aventura...

Don Omar dice claramente "p'aquí van los anormales". Y tiene razón, claro: el tío conoce a su público.

charlie furilo dijo...

Jajaja, gracias por la observación, Jero.