FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 5 de abril de 2011

Reseña Cine: "Sucker Punch"

Llevaba mucho tiempo sin pisar una sala de cine (efectos colaterales - benditos por otra parte - de mi reciente doble paternidad). Concretamente desde el mes de Septiembre en que vi "Origen", por lo que el nivel quedó muy alto, ya que el film de Christopher Nolan me entusiasmó.

Hace un par de semanas pude asistir junto a otros blogueros de la ciudad del Ebro y gracias a la invitación del amigo Carlos Gallego de "Cine más cómics" al preestreno de "Sucker Punch", la última película de Zack Snyder. Sinceramente, no fue la mejor manera de reencontrarme con una pantalla de cine, una coca-cola y un pozal de palomitas. Bien podría haberme quedado en mi casita y esperar a una ocasión mejor porque "Sucker Punch" me pareció un fiasco absoluto. Fue algo así como saltarse la dieta picando con algún bollo o dulce cutre del Panishop o de los Frutos Secos el Rincón. Si has de pecar, hazlo como Dios manda y zámpate alguna delicatessen de las pastelerías Fantova, Tolosana o Lalmolda y unos buenos churros (buñuelos o porras) con chocolate de La Fama (para los que no seais de Zaragoza, si venís por aquí, no os perdais esos manjares; los oriundos que todavía no lo conozcan, no se a que estáis esperando).

La película (por llamarla algo, porque es más bien un trailer de larga duración o un mal videojuego) no hay por donde cogerla. El guión es inexistente, con diálogos risibles y reflexiones de pandereta y la capacidad narrativa de Snyder queda totalmente en entredicho, porque es incapaz de enlazar de manera coherente los tres niveles de realidad/sueño existentes en el film (chavalote, por mucho que lo intentes, no le llegas a Chris Nolan ni a la suela de los zapatos), dando como resultado una verdadera paja mental, repleta de las mayores frikadas que una calenturienta mente pueda meter (con calzador) en una película: dragones, samurais, orcos, guerreros medievales, robots, mechas mangas, soldados alemanes no-muertos (he leído insistentemente por ahí que son zombies nazis, pero si se supone que es la I Guerra Mundial difícilmente podemos hablar de nazis porque el partido de Hitler ni siquiera había sido fundado) con estética a caballo entre el steampunk y los Hellgast del videojuego Killzone, dirigibles, bombarderos, armas a tutiplén, trenes futuristas, helicópteros y sobre todo, señoritas de buen ver ligeritas de ropa. Todo en un confuso batiburrillo que ¿me pueden decir adónde conduce? ¿que aporta a la historia? Absolutamente nada. Puro fuego de artificio. Mucho ruido y pocas nueces, si lo prefieren.

Ni siquiera a nivel visual es todo lo grande que apuntaban los trailers visto hasta la fecha. Los efectos especiales vistos en una pantalla de cine cantan la Marsellesa y además las luchas son efectistas a más no poder (que alguien le diga al amigo Zack que las luchas, piruetas y demás posturitas a cámara lenta estilo Matrix están pasadas de moda, por favor) y las misiones/sueños (salvo la que transcurre en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, que si me gustó) son bastante repetitivas y cansinas, y en su mayoría están resueltas de manera bastante torpe, precipitada y confusa.

Snyder tenía la gran oportunidad de demostrar su valía, contando además con material original y de creación propia (su anteriores films eran un remake, "Amanecer de los muertos" - su mejor obra, para el que suscribe - y dos adaptaciones de cómics, "300" y "Watchmen"), y el tiro de la ha salido por la culata. Eso sí, después de evacuar semejante truño de película, el director se ha debido quedar bien a gusto.

De todos modos, tampoco me sorprende. Ya dije en su día que con "Sucker Punch" no habría lugar al término medio: o era la polla con cebolla o un mojón de proporciones cósmicas. Lamentablemente, el resultado final está más cerca de lo segundo. Quizás es que, como rezaba el cartel del film, "no estaba preparado" (para semejante castaña, se entiende).

Las caras al salir del cine de la mayoría de los que asistimos a la quedada bloguera eran todo un poema. Alguno acertó a decir que visulamente estaba muy bien (peligro, cuando lo primero que opinas de una peli es ¡que bonita la fotografía! o los efectos especiales molan, mala señal; cuando, llegas a casa y la maduras, cesados ya los fuegos artificiales y los efectos especiales, normalmente te das cuenta de que acabas de ver una absoluta mediocridad). Cuando llegué a casa y mi mujer me preguntó que tal, fui casi incapaz de contarle de que coño iba la película.

Aún con todo, muchísimas gracias Carlos por la invitación (si encima hubiera tenido que pagar dinero por ver este engendro, apaga y vámonos, jejeje..) y espero que no sea la última quedada.

4 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

Estaba deseando ver tu critica ampliada, y bueno aunque no soy tan radical creo que el aspecto visual no esta tan mal si tenemos en cuenta que todos son flipes de una chica atormentada.

Que nada tiene sentido.... correcto... que Snyder se ha quedado agusto por supuesto...

En fin... siempre nos quedara el Amanecer de los muertos...

Jero dijo...

Totalmente de acuerdo (cosa que ya sabes). Snyder es un bluff y cada vez está más claro. "Amanecer de los muertos" moló bastante, "300" es un truñaco y "Watchmen" un experimento fallido a más no poder, pero lo de "Sucker Punch" clama al cielo...

Mekter dijo...

Pues hala , 9 euros que me ahorro, gracias por vuestro comentarios, que por lo visto solo le falta el 3D a la peli, jejejeje.

Kin G. Haro dijo...

Como otras veces discreopo contigo Jero... vale que Snyder no sea dios... pero tampoco lo es 300... y sinceramente no me imagino la pelicula de otra forma.

En cuanto a Watchmen...particularmente he de decir que me gusto bastante, pero que no puede competir con el comic.

Eso si me parece suficientemente digna, bastante espectacular y con un final mucho mas logico que el comic.