FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 13 de julio de 2010

Reseña Concierto: BBK Live 2010 (Viernes 9 de Julio)

No voy a seguir retrasando lo inevitable. Tengo que escribir la reseña del festival, así que cuanto antes, mejor. Eso sí, será en dos partes. Allá vamos con la primera:

Salí de Zaragoza en autobús a las 11,15 de la mañana, porque además de ser más económico que irme solo en coche, era la única manera de llegar a tiempo de ver a dos grupos que les tenía muchas ganas, Biffy Clyro y Gogol Bordello. Tras 4 horas de pesado viaje llegué a las 15,15 horas a Bilbao donde Joseba y mi hermano David (que había ido el primer día del festival) me estaban esperando para, sin dilación, irnos a casa a papear.

Con la comida ya preparada, llenamos el estómago, nos trasegamos una botella de vino entre los tres, unos cafés y tras esperar a que apareciera Julen por casa (otra vez, como el día de la boda se hizo de rogar el tío, y yo pensaba que no llegábamos), nos pillamos un taxi (como unos señores, nada de autobuses) y nos fuimos para el Monte Kobeta. Nos tocó un taxista muy majete y estuvimos hablando del festival, de marcas de cerveza y otras cosas durante el trayecto (un poco largo pues había algo de atasco).

Llegamos justo cuando empezaban en el escenario pequeño la banda británica GOMEZ, a eso de las 17,50 horas. El sol calentaba de lo lindo y te animaba a remojarte el gaznate, aunque afortunadamente no duró mucho. Se echaron unas nubes y se quedó una temperatura fresquita la mar de agradable. Apenas había oído un par de temas del último disco de los ingleses, "A New Tide" (2009), pero mi amigo Álvaro me había hablado muy bien de ellos. La verdad es que me parecieron unos grandes músicos, con mucho oficio y tablas sobre el escenario, dejándome una buenísima impresión. Pensaba que serían más bien poperos, pero su música oscilaba entre el indie, el rock alternativo y el folk, al estilo de grupos como Wilco, por ejemplo.

Acto seguido y a paso ligero, pues los horarios eran muy ajustados nos fuimos al escenario principal a ver a los escoceses BIFFY CLYRO, que congregaron a bastante gente para ver su enérgica actuación, pese a lo temprano del horario.

En su momento escuché su disco "Puzzle" (2007) y no estaba mal, tenía varios buenos temas, pero con su último album, "Only Revolutions" (2009) me han conquistado. Llevo un par de semanas enganchado con su escucha y tenía muchas ganas de oir en directo sus canciones. No me defraudaron en absoluto. Había oído que en directo eran muy potentes y lo cierto es que así fue.

Se metían una caña de la hostia y temas como "Living is a problem...", "Who's Got a Match" o los incluidos en su último lp - "That Golden Rule", "The Captain", "Bubbles" o "Mountains" - sonaban muchísimo más duros en vivo. Son pura adrenalina, intensidad y sudor sobre el escenario, tocando los instrumentos con una rabia que parecían querer destrozarlos. Enorme actuación.

Después tocaban COHEED & CAMBRIA en el escenario pequeño, pero no me interesaban en absoluto, y preferimos bebernos unos litros tranquilamente. Se les oía a lo lejos pero tampoco apuntaban gran cosa. Además había que guardar fuerzas para lo que se preveía iba a ser un concierto cuanto menos movidito. Y así fue.

GOGOL BORDELLO
montaron una buena. Fiestón y desparrame absoluto durante un concierto en el que Eugene Hutz y sus huestes repasaron los temas de su tres últimos discos. Uno tras otro fueron cayendo temas clásicos como "Ultimate", "Not a Crime", "Wonderlust King", "Tribal Connection" o los buques insignia de su último disco "My Companjera", "Pala Tute", la bestial "Immigraniada" y las contagiosas "In the Meantime in Pernambuco" o "Trans-Continental Hustle", en un concierto en que un servidor (y creo que la mayoría de los presentes) se lo pasó como un enano bailando, saltando y berreando, terminando exhausto y empapado en sudor.

Estoy seguro que muchos no conocían a la banda (es más, se de buena tinta que para gran parte de los que estaban a mi alrededor así era) pero terminaron rindiéndose a la energía, carisma y buen rollo que desprende la contagiosamente festiva música de la banda. Todos los que iban con nosotros, amigos y conocidos de Joseba, así como gente majísima de Logroño o Cádiz que conocimos durante ese concierto acabaron, en mayor o menor medida, bailando pogo en plena catársis colectiva que finalizó al terminar la actuación con "Start Wearing Purple" (el tema con el que se dieron a conocer) en abrazos y choques de palmas como celebrando una victoria futbolera o un trabajo bien hecho. Fue la hostia, de verdad. Y después, todos juntos a echarnos unos tragos.

Uno de los momentazos del festival, sin lugar a dudas. Aquí os dejo dos videos que he encontrado por la red para que os hagais una idea; en el segundo grabado durante la interpretación de "Break the Spell", allá por el minuto 2:50, se nos ve por ahí.





Pasamos de ver a PAUL WELLER. Había que guardar fuerzas y estabamos algo castigados. No conozco su trayectoria ni con The Jam ni en solitario, pero ya lo vi en la Expo 2008 y me pareció bastante pelma, así que nos tiramos en la campa a beber y a confraternizar con la gente que sueles conocer en este tipo de festivales en el que impera, por norma general, el buen ambiente, tanto que hasta hubo mutuo intercambio de camisetas, jejeje... y ya no se ni como, pero se lió tanto la cosa que acabé con una al más puro estilo "perroflauta" (por no decir, otra cosa).

Bueno la cuestión es que pasó la tarde entre música, risas y litros de cerveza y calimotxo y llegó la noche. Y cerca de las 11 de la noche salieron a escena los ALICE IN CHAINS, quienes a juicio del que escribe, efectuaron un gran concierto, corto pero intenso y con un sonido perfecto y atronador, en que todos los instrumentos sonaban como y donde tenían que sonar, como si estuvieran reproduciendo el disco por los altavoces.

Mención especial creo que merece la labor del vocalista William DuVall, que por si quedaba alguna duda sobre si estaría a la altura a la hora de cantar los temas de la etapa del malogrado Layne Staley, las despejó de un plumazo. Si cerrabas los ojos y escuchabas la música, había momentos en que casi te imaginabas que estaba cantando Staley (igual es que ya iba un poco castaña, pero a mi me dio esa sensación).

Tuvieron un tremendo arranque, con dos de mis temas favoritos para empezar "Rain When I Die" y "Them Bones", para luego atacar "Dam That River". Siguieron repasando temas de su discografía, como "We Die Young", "Love, Hate, Love" o "Again" que combinaron con los de último disco - del que tocaron tres, si no recuerdo mal, la magnífica "Check My Brain", "Your Decision" y "Acid Bubble" - para poner el broche de oro con las increíbles "Man In The Box", "Would?" y "Rooster", durante la que vivimos un momento mítico, al subirse a tocarla con ellos el guitarrista de Pearl Jam, Mike McReady. Aquí os dejo dos videos de su actuación.




Estaba bastante lejos del escenario, y habíamos perdido a la mayoría de nuestro grupo (al que luego de manera milagrosa, encontramos otra vez en la actuación de Pearl Jam), pero eso no impidió que disfrutara de lo lindo del concierto cuyo setlist podeis ver aquí.

Después llegó el turno de PEARL JAM, quien congregó a una gran cantidad de fans, totalmente rendidos a sus pies, muchos más de los que me podría haber imaginado a priori. Ofrecieron un buen concierto, sin nada que reprochar en la parte técnica y con un Eddie Vedder en forma - aunque creo que bastante "cargado", de hecho no soltó la botella de vino en todo el concierto - , pero se me hizo un poco largo y carente de ritmo en diversas fases del mismo. Quizá es que, muchos de los temas que tocaron no los conocía - me conozco el "Ten" y el "Versus", que en su día escuché hasta la saciedad, y el último disco, pero su trabajo, llamémosle intermedio, lo desconozco -.

No puede decirse que haya sido muy fan de los de Seattle, pero aun así, esperaba algo más de chicha. Además, eso de que entre canción y canción Vedder se pegara unas parrafadas del copón y se dedicara a hacer la pelota al personal llegó a cansarme un poco. El momento fan, que podeis veir en este video de abajo, aunque tuvo su punto (sobre todo para el fulano en cuestión que debía estar flipándolo en colores) creo que también ralentizó y alargó innecesariamente el concierto.



Eso sí, pienso que la peña en general disfrutó bastante, y no faltaron, entre otros, clásicos como "Do the Evolution", "Dissident", "Daughter", "Elderly Woman....", "Even Flow", "Rearviewmirror" o "Alive", con la que finalizaron el concierto, que si no me equivoco congregó a mayor número de público de todo el festival. Aquí tenéis el setlist completo del concierto por si os interesa.

Tras la actuación de los de Seattle, ante tamaña aglomeración, era imposible llegar a ver a DROPKICK MURPHYS, así que tuve que contentarme con escucharlos a lo lejos. Parece que los de Boston estaban montando una buena fiesta, pero no se si la gente les siguió mucho, la verdad. Además, otra vez me perdí del grupo (bueno más bien, se fueron a mear y me dejaron más colgado que un bacalao...), pero después de deambular por el recinto y de infructuosas llamadas de móvil aun conseguí reunirme con Joseba y mi hermano con quienes seguí la fiesta hasta altas horas de la madrugada en las barras y carpas que había en el recinto donde pinchaban música de todo pelaje. Eso sí, la vuelta a casa, una odisea de la que prefiero omitir detalles...

En cuanto al recinto, me pareció muy bueno, con poca distancia entre los escenarios, abundantes barras y urinarios, mucha zona verde y sombras, y en general buena organización. Eso sí, las arenas movedizas de orín y barro que se formaban en los alrededores de algunos urinarios, en las que casi quedo atrapado cuando nos ibamos para casa a dormir (... su puta madre, que asco!) eran de juzgado de guardia.

7 comentarios:

Jero dijo...

Parece que mereció la pena, ¿eh? De los grupos que actuaron el viernes, el que más me hubiera gustado ver es Gogol Bordello. Estoy seguro de que estos tíos la lían parda sobre el escenario. A Biffy Clyro los vi el año pasado teloneando a Muse en el Palacio de Deportes y, aunque no los conocía de nada, me causaron una muy buena impresión.

Tengo curiosidad por saber qué te parecion Los Campesinos! Me dijeron que tienen muy buen directo.

Por otro lado, es una pena que no pudieras ir el jueves, seguro que lo hubieras pasado bien con Skunk Anansie (también los vi por aquí hace poco y me fliparon).

charlie furilo dijo...

Lo de Gogol Bordello fue un despiporre, tío. La pena es que fuera un concierto corto (bueno, mejor pensado, fue lo ideal, si no igual fallezco deshidratado...). Si tienes la oportunidad de verlos no te los pierdas. Diversión garantizada.

Biffy Clyro muy buenos. A ver si comento el último disco que esta de puta madre. Eso si, en directo suenan muchísimo más potentes .

A Los Campesinos! al final no los vi. Otra vez será. Y de Skunk Anansie, mi hermano y Joseba, me dijeron que hicieron un concierto muy potente, y me hablaron muy bien de la cantante.

joseba dijo...

Ahora me entero de que tocó el MCready con los Alice in Chains, me ha pasado como con la zodiac que no vi pasar sobre nuestras cabezas en Ramstein, espero impaciente la segunda entrega a ver si me entero o recuerdo algún detalle nuevo.
Espero que omitas el tema gastronómico.
El viernes hubo 10.000 personas más que el sabado, así que deberías ser más comprensivo con lo de tu pérdida.

joseba dijo...

Por cierto el Julen ha parido hoy!!!
bueno su chica...

charlie furilo dijo...

Jodo tito, ya te vale, pues si además lo estuvimos comentando mi hermano y yo al día siguiente...

Creo que fui bastante comprensivo con lo de la pérdida no? al menos no te abofetee, jajaja... Por lo que respecta a lo gastronómico, ya veremos, las heridas abiertas por el famoso wok aun están sin curar, jajajajaja....

Le trasladas a Julen mi enhorabuena. Macho, te están cercando a churumbeles, jajaja.... igual pronto eres el siguiente!!!!

Yota dijo...

Genial reseña.

Yo tengo que reseñar la del sonisphere un día de estos, yo tb flipé con Alice in Chains, y sin embargo si que vi a Coheed and Cambria y he de decir que me gustaron mucho.

Creo que dentro de unos años serán muy grandes.

charlie furilo dijo...

Gracias Yota. Espero la tuya. Un colega mío estuvo y me hablo muy bien de Alice In Chains y Rammstein. La verdad es que a Coheed and Cambria no les presté mucha atención. Había escuchado algun tema suelto y no me dijo gran cosa su estilo.