FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

miércoles, 3 de febrero de 2010

Reseña Cómic: "Incógnito"

Cuando, como es mi caso, te encuentras un poquito perezoso a la hora de leer cómics - de hecho, lo último que pasó por mis retinas fue el último tomo de "100 Balas" y el "Para siempre" de "Powers" allá por el mes de Noviembre - y tu reencuentro con el mundo de las viñetas se produce con un tebeo tan jodidamente bueno como este "Incógnito" de Ed Brubaker y Sean Phillips (sin lugar a dudas el tandem creativo más forma y con más sintonía guionista-dibujante del panorama comiquero actual) entonces te reafirmas en tu posición y entiendes por qué amas este mundo.

Y no sólo eso, tras leer un cómic de la calidad de este que hoy os reseño, le entran a un servidor unas ganas tremendas de irse a la voz de ya a la tienda de cómics más próxima a agenciarsee una buena remesa de tebeos de esos que están anotados en mi lista de futuribles compras, pero que por falta de tiempo, dinero o simple vagancia, tengo bastante olvidada.

Y es que los creadores de esas dos joyas del octavo arte que son "Sleeper" y "Criminal", nos vuelvan a dar una perfecta muestra de su buen hacer en este "Incógnito", en el que (como ya hicieran en "Sleeper") vuelven a mezclar de manera magistral el género negro con el superheroico. Y aunque es verdad que "Incógnito" está un peldaño más abajo que las dos obras citadas, no deja de ser un excelente cómic, a años luz de la media de lo que se viene publicando actualmente en el universo comiquero en general, y en el marvelita en particular (aunque se publica dentro del sello Icon, no deja de ser un tebeo de Marvel Comics).

Brubaker y Phillips nos presentan a Zack, aparentemente un don nadie, el típico perdedor con un trabajo de mierda y una mísera vida que no le llena en absoluto. Pero nada es lo que parece. En otro tiempo, Zack, junto a su hermano gemelo Xander, eran unos de los más peligrosos supervillanos al servicio de las más temida organización criminal. Sin embargo, su hermano resultó muerto y él fue capturado por el S.O.E. (Servicio de Operaciones Especiales), viéndose obligado a traicionar a los suyos, ayudando a encarceler al jefe de su organización. Fue privado de sus poderes y adoptó una nueva identidad, acogiéndose al programa de protección de testigos. Esa nueva vida le llena de amargura y frustración, hasta el día en que descubre que todavía conserva sus poderes, momento en que volverá a sentirse vivo, pero le creará multitud de problemas, debiendo hacer frente tanto a sus captores como a sus antiguos compinches.

Brubaker, al igual que en "Sleeper" - su mejor obra, para el que suscribe - vuelve a ahondar en la misma temática de aquel cómic, pero desde otro punto de vista: si Holden Carver era un superhéroe infiltrado en una organización criminal que se veía obligado a actuar como un villano, en este caso, Zack, es un supervillano que no se comporta como tal. Vamos, que se explora nuevamente el terreno de la ambigüedad moral, la fina línea que distingue el bien del mal. Según el propio guionistaIncognito es una exploración oscura de la naturaleza del bien, si es que eso tiene algún sentido. Va sobre un tipo completamente amoral con superpoderes forzado a fingir que tiene el trabajo de un ciudadano honrado, porque está en el Programa de Protección de testigos, y sobre cómo esa condición le da forma y lo define. También es un brutal giro noir en el género de superhéroes/supervillanos que profundiza en sus raíces pulp.

El guionista de Maryland demuestra nuevamente su tremenda habilidad narrativa, desarrollando convenientemente la acción y dosificando unas cuantos giros y sorpresas hasta el desenlace final, totalmente abierto, lo que augura nuevas entregas de la serie. Y como ocurriera en "Sleeper", Brubaker demuestra su increíble capacidad de crear unos villanos de postín, igual o más interesantes que el protagonista principal, como es el caso de Muerte Negra, el Dr. Lester o Ava Destrucción. Por su parte, Sean Phillips deja de nuevo patente su buen hacer y su perfecta compenetración con Brubaker, con cuyo estilo su trabajo gráfico encaja como un guante, dejándonos además unas estupendas portadas.

Lo dicho, estos dos tíos son muy, pero que muy, buenos. Un cómic totalmente recomendable.

Por cierto, la edición de Panini - similar a la utilizada para "Criminal", también de Brubaker y Phillips - es bastante correcta pero hay diálogos en los que la traducción es bastante extraña y creo que deja bastante que desear, y además cuenta con un error de bulto: en el artículo introductorio se afirma que "La Escena del Crimen" fue realizada por Brubaker y Phillips, cuando el dibujante de aquella miniserie de la línea Vértigo de DC Comics (por cierto, una pequeña joya que no me cansaré de recordar) fue Michael Lark.

3 comentarios:

Jero dijo...

Como ya sabrás por mi reseña, a mí "Incognito" no me pareció tanta cosa. Es un tebeo bien escrito y bien dibujado, muy entretenido y que se lee con agrado, pero de ahí a ponerlo en un pedestal hay un abismo. Estoy de acuerdo contigo en que supera por mucho la media actual del comic superheroico, pero de ahí a decir que está "a años luz de la media de lo que se viene publicando actualmente en el universo comiquero en general"... Yo personalmente este año he leído bastantes comics que le dan unas cuantas vueltas a este "Incognito" (y eso que aún tengo alguno de los imprescindibles del 2009 esperando en la pila de lecturas pendientes...)

En fin. Como es habitual, para gustos los colores.

charlie furilo dijo...

JERO: Evidentemente no he leído todo lo que se ha publicado este año, ni siquiera he leído mucho y seguro que hay tebeos que le den mil vueltas a este, pero también creo que si sumamos la ingente cantidad de cómics que se publican al año y hacemos una media, me juego el bigote que este "Incógnito" esta a años luz de esa media.

Pero bueno, quizá me pierda la pasión por Bru y Phillips.

Carlos Gallego dijo...

Han anunciado que la Fox ha comprado los derechos para una peli.

Un saludo