FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

domingo, 20 de diciembre de 2009

Reseña Cine: "Avatar"

Pues por fin llegó el día.

De una vez por todas, y tras un largo período de ausencia (motivado por diversas razones) regresé a una sala de cine - la última vez fue para ver "Malditos Bastardos", y desde entonces ha llovido un rato largo -, y la elegida, evidentemente, fue "Avatar", la vuelta a la gran pantalla de James Cameron 12 años después, que tras una bestial y casi agotadora promoción llegó por fin a las pantallas españolas el pasado viernes.

Y os preguntaréis ¿Ha valido la pena la espera? ¿Era para tanto? Pues si, y no, hay un poco de todo. Supongo que depende un poco de las expectativas creadas, que en mi caso, como ya sabéis eran muy elevadas, como buen admirador que soy del trabajo del director canadiense.

Imagino que si yo fuera un chaval de 14 o 16 años, con pocas películas a sus espaldas (o que fuera desconocedor de las geniales obras de ciencia ficción de Cameron), seguramente lo habría flipado en colores, habría quedado impactado por los acojonantes efectos especiales, por el espectacular y apabullante despliegue visual visto en pantalla, por las maravillosas y creíbles criaturas que pueblan el planeta Pandora, por el diseño de todas esas máquinas, naves, vehículos y armamento del ejército humano invasor. Probablemente habría salido del cine tan impactado como cuando un servidor fue a ver "Aliens" o "Terminator" al cine, más o menos con esa edad, hace ya un porrón de años.

Pero resulta que tengo ya casi 37 años, he visto en mi vida muchas películas de todo tipo y de distinta calidad, y sobre todo, admiro el cine de Cameron, se de lo que es capaz este fulano, y por eso, más allá de espectaculares efectos especiales, esperaba mucho más. Mejor dicho, a Cameron le exigía mucho más. Para efectos especiales espectaculares y escaso (o nulo) argumento ya tenemos a Michael Bay o Roland Emmerich.

Si "Avatar" la hubiera dirigido un director novel guineano o finlandés, por poner un ejemplo, apadrinado por un gurú del cine fantástico y de ciencia ficción de Hollywood (como Peter Jackson o el mismo Cameron, por ejemplo), a lo mejor, la película me hubiera parecido la polla con cebolla, y estaría flipando con el trabajo de ese joven cineasta, a quien pondría de manera inmediata en mi imaginaria lista de directores de cine a seguir en el futuro. Pero claro, no estamos hablando de un joven y novato director, sino del autoproclamado "Rey del mundo", y por eso, lo de las expectativas a que antes me refería.

Amigo Cameron, a mi no vale con un guión tan discreto, lleno de lugares comunes y tópicos, un refrito en clave ci-fi de películas como "Pocahontas", "Bailando con Lobos" o "Un Hombre llamado caballo", por poner un ejemplo, bañado con un mensaje ecologista y antibelicista (bastante pueril, por cierto) y con bastantes guiños a tus propias películas. Lo siento, James, me jode decirlo, pero no me basta con que hayas creado todo un alucinante y mágico planeta en 3-D, con todo tipo de criaturas, a cual más fascinante y con unos movimientos y expresiones totalmente creíbles y cohesionados perfectamente con las imágenes reales. Sinceramente pienso que el cine es mucho más que eso. La forma sirve al fondo del asunto, los avances técnicos y visuales deben ser secundarios, una ayuda para contar una historia, pero no lo primordial en una película. Y en este caso, al contrario que en tus anteriores obras, donde los efectos especiales estaban al servicio del guión, en este "Avatar" parece todo lo contrario: que se haya construído un guión al servicio de esta nueva y fascinante tecnología, un guión para desarrollar estos nuevos y revolucionarios efectos visuales, una historia para crear ese mágico mundo que es Pandora, con la única motivación de epatar a la audiencia y dejarnos con la boca abierta (algo que consigue en gran parte del metraje). Pero el principal problema es que Cameron se ha obcecado en la forma, en la técnica (en la que no puede negarse que es un maestro) pero se ha olvidado del fondo, y le ha quedado, a mi juicio, una película algo falta de alma, de garra y de emoción, un film que durante mucha parte de su metraje (de una duración excesiva e innecesaria) no logra evitar que te sientas en presencia de un espectacular videojuego, más que viendo una película.

No encuentro en "Avatar" ningún personaje carismático, con la suficiente fuerza como para ser recordado en el futuro. Sinceramente, no veo a Jake Sully o al Coronel Quarith, recordados para la posteridad por los fans como la teniente Ripley, Sarah Connor o incluso personajes secundarios como Kyle Reese, Hicks, Hudson o Vasquez. Y eso, es trabajo de guión, supone un esfuerzo que Cameron ni se ha molestado en asumir, relegándolo, pienso que de manera consciente, a un segundo plano en favor de los efectos visuales.

En definitiva, que la cacareada (y esperada por muchos, entre los que me incluyo, como agua de mayo y como "el no va más") "Avatar" se queda más en un grandioso espectáculo visual que en otra cosa, una muy entrenida y palomitera película de aventuras para todos los públicos (con excelentes momentos, eso hay que reconocerlo), pero muy lejos de la película definitiva de ciencia ficción que se nos había vendido, y sobre todo a años luz de la obra maestra que muchos esperabamos del maestro Cameron. Y no sabéis lo que me duele escribir estas palabras, pero no puedo decir otra cosa. Poco, muy poco para un director del talento de James Cameron, que en 12 años creo que podría haber escrito un guión de bastante más enjundia.

Así que puestos a valorar, creo que un 7 sobre 10 sería lo justo (en el apartado técnico, sin lugar a dudas, la nota sería un 10, pero creo que hay otras cosas mucho más importantes en un película, como ya he dicho).

Ello no quita para que os anime a ir al cine, y verla como Dios manda en formato 3-D, con las gafitas de marras (aunque haya personas, que no cito, que se pillaran un colocón/mareo de aupa, jejeje....) porque es todo un espectáculo visual que no os podéis perder.

8 comentarios:

JR dijo...

Suscribo en gran parte lo que has dicho, aunque yo, cada vez más acostumbrado a pedirle poco al cine, aunque sí mucho a tu amigo Cameron, no salí decepcionado del cine. Un guion algo blandito, sí, que en momentos me recordó a Pocahontas (jajaja, también tuve esa sensación), pero visualmente tan increible que me mereció la pena pagar la entrada.
Algo que me atrae y mucho de esa noche de cine... es ver lo que nos espera con la última obra de Tim Burton, que espero que pronto comentes, porque esa película, teniendo el guion que tiene (huelga decir que sobre Alicia en su maravilloso Pais está todo escrito), y con lo que hoy nos permite el cine en 3D, hay que ir a verla, SI o SI.

Por cierto, un puntazo como te diriges al "rey del mundo", como si lo tuvieras delante, te fuera a leer o fuera colega tuyo de toda la vida: "Lo siento, James, me jode decirlo, pero no me basta con que hayas creado todo un alucinante y mágico planeta en 3-D". Un puntazo!

Jero dijo...

Cuando la vea leeré tu reseña. Antes no. Joder, qué ganas...

Becker dijo...

Pues yo si creo que sea para tanto,y que el espectaculo que Cameron nos ofrece esta al nivel esperado.Entre esa maravilla tecnica a ratos se puede ver el gran director de Aliens o Mentiras arriesgadas.Y aunque es verdad que el argumento no es ni original ni complicado favorece totalmente al conjunto.Esta es una gran pelicula y no solo por sus avances tecnicos.

Jero dijo...

Joer, justo después de dejar el anterior comentario me fui a clase y allí todos (profesor incluído) estaban hablando de la peli... (normal, por otro lado, siendo un máster de animación en 3D). Total, que después de oirlos a ellos pensé que daría igual que leyese tu reseña, jeje, y lo cierto es que así ha sido.

Lamento que te haya decepcionado, porque eso la convierte en una posible decepción para mí también (teniendo en cuenta que en este tipo de cosas coincidimos bastante). Aún así, sigo teniéndole unas ganas de la leche...

charlie furilo dijo...

JR: Pues claro que merece la pena pagar la entrada y disfrutar de un apabullante espectáculo visual. Eso es indiscutible. Pero yo me esperaba algo más de chica, no solo fuegos de artificio, y por eso, quizás porque había puesto mis expectativas demasiado altas, puede ser, quedé un tanto decepcionado.

BECKER: Nada que objetar al nivel de espectáculo que ofrece el film, ahí estamos de acuerdo, pero el guión pienso que es muy flojito, y a un tipo de la reputación de Cameron creo que hay que exigirle algo más. Y es verdad, al gran Cameron de antaño, sólo se le va a ratos... No digo que sea una mala película, al contrario, pero no una gran película, y ni de lejos la mejor de Cameron

JERO:Bueno, es cuestión de gustos, igual a ti te apasiona, es la grandeza del cine. En cualquier, espero conocer tu opinión (sobre todo en el tema de los efectos visuales ahora que estás metido en el ajo, jejejeje)

Roberto dijo...

Para mi entretenidilla a ratos y punto,me parece un globo desinflado que no aguanta un segundo visionado y mas si la ves en la tele, y eso que esta iba a ser la pelicula que iba a cambiar nuestra concepcion de ver el cine...
Mucho efecto especial, mucha criatura por ordenador, mucho paisaje increible, una tecnica apabullante, pero sin alma, solo hay pixeles y vacio en esas imagenes.
Yo cada dia espero mas del cine, debe ser que me estoy haciendo mayor y cada vez que veo una pelicula asi se me quitan las ganes de ver mas este tipo de cine, con lo que a mi me gustaba.
Si quiero ver accion, fantasia y personajes, volveré a ver Aliens.

Mythos dijo...

Coincidimos en casi todo. Incluso en que mi última película antes de esta también fue Malditos Bastardos. Yo también creo que para ser James Cameron esperaba algo más... Toda su filmografía, sin excepciones, me parece excelente y el motivo de su éxito es que siempre ha sabido encontrar el balance perfecto entre innovación técnica e historia. Terminator 2 en su momento fue más revolucionaria de lo que lo será Avatar.

Anónimo dijo...

me a encantao