FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Reseña Cine: Enemigos Públicos

Que quede claro de antemano: "Enemigos Públicos" me parece una excelente película.

Ahora bien, quizás porque tenía las expectativas demasiado altas o porque creo que la historia podía haber dado para algo más - máxime con el formidable reparto que tiene - no creo que podamos calificarla como una obra maestra.

Michael Mann
es un genio tras las cámaras, y en este film sigue demostrándolo plano a plano y secuencia tras secuencia, pero pienso que el guión flojea y no está a la altura del poder visual de su director. Uno esperaba algo así como "El Asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford" o "Camino a la Perdición", donde guión, actores y fuerza visual forman un todo perfecto, una película redonda, la mires por donde la mires.

Lo no tengo tan claro es si ello es una decisión consciente del director o no - no en vano también participa en el guión -, pero me inclino a pensar que sí, que Mann, tiene muy claro que él es la verdadera estrella de la película, y el resto, tanto actores, como guión, son algo totalmente secundario, supeditado a su virtuosismo.

Y lo digo, porque en la mayor parte de la película, Mann, define psicológicamente a sus personajes a través de la imágenes, por los actos de estos, sin necesidad de brillantes líneas de diálogos (como por ejemplo, la presentación de Dillinger al principio de la película, mirando el horizonte, como una persona que no mira atrás sino solo hacia delante, o las dos escenas que transcurren en un cine que definen perfectamente el cáracter del atracador; de igual modo, en la presentación del agente Purvis, al que se nos muestra como un cazador nato, que no se detiene hasta haber capturado a su presa).

El guión, lo siento, creo que es demasiado convencional, le falta la garra que si tienen las imágenes, y no nos cuenta nada nuevo, nada que no hayamos visto ya en una historia de gángsters. Es decir, estamos en un territorio muy conocido, explorado en múltiples ocasiones.

A veces la película parece un biopic al uso, que se esfuerza por mostrarnos a Dillinger (John Depp) como el clásico antihéroe romántico: un atracador de bancos, un fuera de la ley, pero a la vez mito de la cultura popular, con su buen fondo, con su propio código moral - no roba al pueblo sino a los bancos que han provocado la crisis económica, rechaza participar en secuestros, intenta que no existan víctimas inocentes en sus atracos - y con su corazoncito - la historia de amor con Billie (Marion Cotillard), pienso que está metida un poco con calzador y no concuerda con el carácter que nos muestra de Dillinger, que es un "bon vivant"("Lo quiero todo y lo quiero ahora", dice en el film), un tipo que vive el momento, atraca bancos para darse la gran vida, vestir como las estrellas de cine, comer en los mejores restaurantes, estar con las chicas más guapas.... El agente Purvis (un soso Christian Bale) como el típico duro e implacable agente de la ley, que no cuestiona sus órdenes y simplemente se limita a cumplirlas.

Disfruté mucho con el visionado de esta película, no se me hizo larga en absoluto, y tiene momentos realmente acojonantes, pero que le voy a hacer, esperaba una obra maestra, lo que no quita para recomendaros que la veáis, porque es infinitamente superior a la mayoría de las películas que pueda haber ahora en cartel.


Michael Mann nos traslada a la norteamérica de los años 30, en la época de la Gran Depresión tras el crack de Wall Street de 1929, y lo hace de manera magistral; la dirección artística es ciertamente impresionante y recrea con maestría y sobre todo con gran realismo esa época - tal y como también hacía Clint Eastwood en "El Intercambio", por ejemplo -. La cinta además nos muestra el nacimiento del FBI tal y como lo conocemos ahora con J. Egdar Hoover (Billy Cudrup), con el empleo de novedosos métodos de investigación, así como el poder del crimen organizado en alza en aquella época, que ven en Dillinger un obstáculo para sus intereses y alguién a quien debían quitar de en medio, pues consideraban sus métodos obsoletos, y preferían ganar dinero con el juego o la venta de alcohol, por ejemplo.

El uso de cámaras digitales y de la alta definición permiten a Mann lograr imágenes de gran belleza - por ejemplo, la presentación del agente Purvis, persiguiendo al bandido 'Pretty Boy' Floyd, en una campiña entre arboles en flor (que como decía antes retrata a la perfección de quien estamos hablando, de un cazador implacable), o la muerte del mentor de Dillinger al comienzo de la película, al que este sostiene mientras es arrastrado por el vehículo en que huyen - y sobre todo en las escenas de acción y tiroteos - espectacular el tiroteo en el motel "Little Bohemia" y la posterior huída de los bandidos a pie por el bosque, así como la persecución en coche, sin lugar a dudas lo mejor del film, junto con la huida de la prisión al inicio de la película -, planificados y rodados a la perfección con realismo y crudeza (como suele ser habitual en el director del que podrían aprender muchos de los directores de tres al cuarto que pululan por la escena del acción hollywoodiense), logra que prácticamente te meta dentro de la escena, siendo perfectamente consciente de que ocurre en todo momento (algo tristemente inhabitual en el cine de acción moderno).

En definitiva, una gran película, pero a la que se le podía haber sacado un poquito más de jugo. Aun así, la valoro con un 4 sobre 5 (me sigo quedando con "Camino a la Perdición").

P.D. Dos curiosidades: Los amantes de "Perdidos" podrán disfrutar de la breve aparición de una de las actrices que intervienen en la serie; también aparece otro personaje real, Frank Nitti , mano derecha de Al Capone - que ya fue visto en películas como "Camino a la Perdición" o "Los Intocables de Elliot Ness" (si bien, en esta última el personaje se alejaba mucho del real) -.

4 comentarios:

Becker dijo...

Con la de historias que podria contar Mann,esto es perder el tiempo.

Mythos dijo...

Yo espero verla pronto que aún no he podido. Michael Mann suele ser garantia al menos de un cierto esfuerzo en sus trabajos y el estilo que ha ido desarrollando con el tiempo es lo suficientemente atractivo. Yo iré con expectativas más modesta en todo caso ya que Camino a la Perdicion es muy difícil de superar.
Gracias por pasarte por nuestro blog ;)
Te voy a enlazar porque también me parece interesante tu blog y he leído un par de reseñas muy buenas de cine que es algo que siempre valoro.

saludos

charlie furilo dijo...

Bienvenido, y gracias por comentar!

Nos leemos.

Jero dijo...

No sé si leíste mi entrada (últimamente andamos muy a la par con los contenidos, jajaja), pero más o menos pienso lo mismo que tú: excelente trabajo de dirección de Mann para una película a la que le falta sentimiento. Podía haber sido TAN GRANDE...