FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 7 de julio de 2009

Reseñas Comiqueras

Este pasado fin de semana pude dar buena cuenta de varios cómics que tenía pendientes de leer y ha habido de todo un poco (como en botica): una obra maestra (All Star Superman), otra de puro entretenimiento sin mayores pretensiones (Lobezno: Logan) y una profunda decepción (Vengadores: Desunidos). Allá que voy a comentarlas un poquito:

"All Star Superman" de Grant Morrison y Frank Quitely: Sin lugar a dudas nos encontramos ante uno de los mejores cómics del año (que seguramente se convertirá en un clásico del género), una auténtica obra maestra creada por el "loco" guionista de desbordante imaginación, Grant Morrison, y dibujada por el genial, inmenso, prodigioso, maravilloso (y todos los adjetivos que querais añadir), Frank Quitely, que desde aquí digo (una vez más) es el puto amo. De verdad, solo por el maravilloso trabajo del escocés, merece la pena este cómic.

Me decía Roberto hace poco (a quien debo de agradecer el haberme prestado para su lectura, este y los demás cómics de la presente reseña) que era increíble como dibujaba a Clark Kent, haciéndole parecer otra persona completamente distinta de su alter ego, y la verdad es que es una gozada contemplar como, aparte de las consabidas gafas y el cambio de peinado, con pequeños detalles (un ligero encorvamiento, unas facciones más relajadas, sacarle un poco de tripa...) logra enmascarar la imponente anatomía de Superman, de tal modo que hay ocasiones que hasta logras creerte, al igual que la gente que le rodea, que ese torpe periodista llamado Clark Kent, realmente no es Superman.

Si a ello le añadimos, la original historia de Morrison, repleta de los más delirantes personajes y criaturas marca de la casa (pero en la que todo encaja finalmente a la perfección en la trama central, que cuenta con momentos ciertamente emotivos) y la cuidada edición de Planetadeagostini Comics (un lujoso tomo recopilatorio de 30 páginas a un asequible precio de 20 €), no cabe duda que es un cómic que no debería faltar en cualquier colección de todo aficionado al género.

Y Ojo!! os lo dice alguien que no es aficionado ni seguidor de los cómics de Superman, y por ello, alguien totalmente desconocedor de su mitología, de muchas de las tramas e historias en las que se ha visto involucrado el kryptoniano a lo largo de su dilatada historia, y por ende, de la mayoría de los personajes con los que se ha relacionado Superman. Pero creo que este tomo, que viene a ser un completo compendio de todas sus historias y que condensa (y de qué manera) la esencia del héroe en tan sólo 12 números más o menos autoconclusivos, es más allá de toda duda razonable la historia definitiva de Superman.

Una de esas obras por las que te alegras de ser amante del género y por las que te reafirmas en tu decisión de continuar leyendo cómics, pese a haber rebasado hace ya varios años la treintena.

"Lobezno: Logan" de Brian K. Vaughn y Eduardo Risso: Lo dicho, un buen entretenimiento sin más. Soy un gran admirador del trabajo de Vaughn - "Y, El Ultimo Hombre", "Ex Machina" o los primeros números de "Runaways" - pero en este cómic tampoco se ha matado mucho, la verdad.

Esta historia ambientada otra vez en Japón - aunque esta vez en la Segunda Guerra Mundial, lo que a mi particularmente me motiva más, conocida mi fascinación por esa parte de la historia de la humanidad -, en la que volvemos a ver a Logan, enamorarse y enfrentarse a sus particulares demonios internos y externos (aunque esta vez no hay ninjas de por medio), se lee de un tirón y se disfruta sin complicaciones, pero tampoco aporta nada nuevo al personaje.

Si no estuviera dibujada por Eduardo Risso, del que soy ferviente admirador - su trabajo en la genial "100 Balas" es absolutamente imprescindible -, y el encargado de los lápices fuera cualquier otro mindundi, probablemente ni hubiera despertado mi interés esta historia del mutante de las garras de adamantium, que da la impresión de que nos han contado ya varias veces. Pero como lo dibuja el genial argentino, la historia es entretenida y la edición de Panini Comics es muy buena y su precio es asequible (11 €), podría decirse que es una buena compra.

"Los Vengadores: Desunidos" de Brian Michael Bendis y David Finch: Todo lo contrario podemos decir de este otro tomo, pues aunque la edición de Panini tiene una excelente relación calidad de formato-precio (16 € por un tomo de tapa dura y 176 páginas), en mi opinión personal, uno de los peores trabajos de Bendis, y lo dice alguien que ha disfrutado de un gran número de buenos cómics del calvo guionista de Cleveland - "Powers", "Alias", "Torso", su etapa en "Daredevil" con Alex Maleev, "Ultimate Spiderman" -.

Esta historia que pretende ser revolucionaria, el origen de una nueva etapa de los Vengadores, al eliminar a alguno de sus miembros históricos para dar luego entrada a otros héroes Marvel más comerciales, o más del gusto del guionista, me ha dejado más frío que el culo de un esquimal con disentería. Podría decir más, incluso me ha parecido una castaña bastante considerable, mal narrada, sin ningún tipo de garra, inconexa e incoherente, y con un final que se supone debería ser dramático, épico y emotivo, y por el contrario llega a ser risible en ocasiones. Y el dibujo de David Finch, bastante estático e inexpresivo en mi opinión, pues tampoco es que ayude mucho a mejorar el resultado final.

No tengo ni idea de como será la colección surgida de los acontecimientos narrados en este tomo ("New Avengers", también guionizada por Bendis), pero no te quedan muchas ganas de leerla tras este despropósito.

2 comentarios:

Becker dijo...

A mi Vengadores desunidos no me parece mal.Me alegro de lo de Superman all stars de Morrison y Quitely,pues lo tengo para leer desde mi cumpleaños.Por cierto,he recuperado The autority en tomos y siguen siendo brutales,una obra maestra.

charlie furilo dijo...

A mi no me ha gustado nada. Eso si, en lo The Autorithy coincido plenamente, son la bomba. Y es uno de los comics que tengo pendiente de releer. El primer arco argumental de Ellis y Hitch es inmenso, pero me quedo con el primero de Millar y Quitely...simplemente acojonante, con ese Jacob Krigstein (Jack Kirby, no?) creador de supervillanos dando caña