FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 13 de septiembre de 2011

Reseña Cómic: "The Boys Vol. 1"

No entraba en mis planes acercarme al cómic de Garth Ennis y Darick Robertson. ¿La razón? Muy sencilla. Sabía perfectamente lo que me iba a encontrar - al Ennis "sobreactuado" y con el modo enfant terrible activado y a plena potencia - y lo cierto es que no me apetecía nada en absoluto. Sin embargo, mi amigo Álvaro me prestó este primer volumen y aprovechando un rato de tiempo libre que tenía me lo leí de una sentada.

Y debo decir que no andaba nada desencaminado en mis augurios, porque en "The Boys" el guionista irlandés da rienda suelta a todos sus excesos, sus salidas de tono y ganas de provocar y crear polémica. El creador de "Predicador" nos muestra en "The Boys" su lado más cafre, burro y salvaje: sangre y violencia gratuita, miembros amputados y demás casquería, humor negro, tacos y palabras malsonantes, sexo explícito, orgías, drogas y todo tipo de vicios que se puedan imaginar pueblan las páginas de este tebeo en el que Ennis canaliza su indisimulado odio hacia el género superheroico mostrándonos a los superpoderosos como unos auténticos hijos de perra. Los superhéroes de "The Boys" no buscan un mundo mejor ni proteger a los indefensos y a los débiles. El resto de los mortales, a quien consideran chusma y seres inferiores, les importan un carajo - no tienen ningún problema en causar "daños colaterales" con sus peleas - y únicamente buscan su propio beneficio, engordar sus cuentas corrientes y lanzarse a todo tipo de vicios y depravaciones sexuales, siempre, eso sí, preocupados de las apariencias y de mostrar al mundo una cara amable y respetable.

Para controlar (y llegado el caso, eliminar) a todos aquellos superhéroes que se pasen de la raya y supongan un grave peligro para la sociedad, están The Boys, una organización secreta gubernamental de lo más bizarra (y que también cuentan con superpoderes) liderada por El Carnicero e integrada por El Francés, La Hembra, Leche Materna y la nueva incorporación del grupo, el inocente Wee Hughie - cuya novia fue uno de esos daños colaterales a que antes hacía referencia -, que no es sino un perfecto sosías del personaje que Simon Pegg interpretaba en "Shawn of the Dead" (aquí conocida como "Zombies Party").

Este argumento, que a priori, podría ser interesante - siempre que el polémico guionista se hubiera contenido y hubiera dosificado sus burradas en favor de la historia, como por ejemplo si hizo en obras como "War Stories", "Predicador", "Hellblazer" o "Crossed" - se queda en una sucesión de animaladas y bromas soeces y de dudoso gusto. Lo que podía ser una ácida y mordaz visión del género superheroico, e incluso, si me apuráis, del nuevo orden mundial surgido tras el 11-S, se queda en una mera astracanada que no conduce a ninguna parte. Ignoro si los sucesivos volúmenes mantienen esta línea (mucho me temo, que incluso la superarán en barrabasadas), pero lo cierto es que tampoco es que tenga mucho interés en leer más tomos de esta serie.

Mentiría si dijera que no me he echado alguna risa con este primer volumen de "The Boys", pero creo que estoy muy mayor para cosas como esta. Quizás si tuviera 15 o 16 años, el cómic de Ennis y Robertson me parecería la hostia en vinagre, pero ya peino canas en sitios de mi cuerpo que nunca hubiera imaginado, y prefiero quedarme con cosas como "Powers" de Bendis y Avon Oeming o "X-Statix", de Milligan y Allred, que abordan una temática similar y tienen muchísima más enjundia.

En definitiva, un tebeo más que olvidable. Me voy a leer el último volumen de "Los Muertos Vivientes", que ya tengo en mis manos y que seguro que si merece la pena. Ya os contaré

6 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

Pues que quieres que te de diga Charlie... puede que tengas razon en lo que dices sobre los excesos de Ennis pero a mi es una serie que me gusta, y en especial el primer y segundo tomo me encantaron.

Los demas tienen sus puntos, aunque bien es cierto que es una serie bastante inconstante.

Un saludo

Yota dijo...

A mi el primer y el segundo tomo me gustaron mucho y me divertí bastante con ellos. Eso si con el tercero abandoné la serie, una pena pero la pasta es la pasta y eso que mucha gente me jura por activa y por pasiva que la serie mejora un copón poco a poco.

Pero amigo, ni paciencia ni dinero tengo.

Jero dijo...

A mí este tebeo no me interesa absolutamente nada. Lo pillé en casa de un amigo para echarle un ojo, leí las primeras 10-15 páginas y lo devolví a la estantería. En lo que a mí respecta, Ennis se quedó seco de inventiva tras "Hellblazer" y "Predicador".

Eso sí, Charlie, el nuevo de "Los muertos vivientes" ha conseguido, una vez más, ponerme la piel gallinácea... Lee, lee ;)

charlie furilo dijo...

KIN G. HARO: Hay muchos tebeos de Ennis que me gustan. Pero cuando se le va la pinza y se desata, llega a exasperarme. Y este cómic es el mejor ejemplo de ello. Pero bueno, ya digo, que quizás el problema sea exclusivamente mío y que ya esté mayor para estas cosas.

YOTA: Desde luego, visto lo visto, yo no me dejo un euro en esta serie. He tenido suficiente y no me interesa continuarla (digan lo que digan). Pero claro, para gustos, los colores.

JERO: En mi opinión, Ennis tiene tebeos interesantes, aparte de los que dices ("War Stories", "Crossed", algunas historias de "Punisher", etc...), pero "The Boys" no hay por donde cogerlo.

En cuanto al nuevo de "Los Muertos Vivientes" ya lo he leido, y solo puedo decir una cosa: HOSTIA PUTA!!!. En breve, la reseña.

Jero dijo...

Lo cierto es que no he leído "Crossed" precisamente por esa opinión tan arraigada (y tal vez equivocada) que tengo de que a Ennis ya se le pasó el arroz. Con su "Punisher" tampoco pude. Los 12 primeros números eran graciosetes (sin más) pero más allá de ahí se convirtió en otro "festival Ennis" de caca-culo-pedo-vísceras (como "La brigada de los fusileros", "Max: Furia", "The Pro", "The Darkness"... demasiados para que no pesen más que los méritos). De "Hitman" leí lo publicado por Norma y luego no me atreví con los tomazos de Planeta: tampoco es que los primeros números me hubiesen parecido de tirar cohetes. Donde sí me gustó algo más (sin pasarnos) fue en la primera miniserie para Vertigo de "El soldado desconocido". Estaba maja. Total, que lo veo un poco sobrevalorado. O, más concretamente, que vive de rentas pasadas.

Últimamente me está pasando lo mismo con Millar. No sé que tienen estos británicos (bueno, Ennis es irlandés) que cuando van de transgresores empiezan muy bien pero luego se creen que cagan oro y empiezan a auto-homenajearse que da gusto...

En otro orden de cosas: qué hijoputa el Kirkman :) Cómo se las gasta el tío.

charlie furilo dijo...

JERO: A mi "Crossed" me parece un cómic cojonudo, pero bueno, sólo es mi opinión personal, igual a ti te parece una soberana mierda. De "Punisher" me gustaron algunos arcos argumentales y alguna miniserie aparte de la colección regular.

"La brigada de los fusileros" es absolutamente infumable, tanto que da vergüenza ajena, y lo mismo digo de "The Pro". La del "Soldado Desconocido" si que me gustó.

A Millar hace días que le he perdido la pista, pero lo que oigo por ahí no hace sino confirmar lo que me dices: que va de capa caída, cuesta abajo y sin frenos.

Y si, Kirkman es un jodido cabronazo. Aunque la serie vaya repitiendo un poco esquemas y se estanque en algunos puntos, te sigue atrapando y sorprendiendo. El tramo final de este tomo es absolutamente adrenalítico.