FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

viernes, 27 de noviembre de 2009

Recomendaciones Musicales (33)

Llegado el viernes, ya sabéis lo que toca: turno para mis habituales recomendaciones musicales pre-finde. Así que sin más dilación, al tajo:

1º.- "The Age of the Understatement" de THE LAST SHADOW PUPPETS (2008): Magnífico disco de debut de este grupo formado por el vocalista de Arctic Monkeys, Alex Turner, y el de The Rascals, Mile Kane, que nos traslada al pop más clásico de los años 60, no sólo musicalmente, sino también estéticamente, como se puede comprobar en la bella portada del disco y en el video clip de su hit, "Standing Next to Me", - que os mostré por aquí en su día - donde ambos lucían una imagen a The Beatles y grupos similares de la época.

Un album repleto de canciones de indubable frescura, fuerza y belleza pop como la citada, la maravillosa "Standing Next to Me", donde se mezclan armoniosamente temas de ritmos más acelerados como "The age of the understatement" o "Only the truth", junto a otros más melódicos como "My mistakes were made for you", así como las excelentes "The meeting place" y "Time has come again". Incluso se atreven a introducir arreglos de cuerda en algunos temas - de igual modo que hicieron la banda de McCartney y Lennon en su mítico "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" -, llevados a cabo por el violinista Owen Pallet y The London Metropolitan Orchestra que participó en la grabación del album, que le confieren un irresistible aire retro.

"The Age of the Understatement" fue nominado en 2008 al Mercury Prize en la categoría de mejor álbum británico, y el grupo consiguió el premio de la revista Mojo como "mejor artista o grupo revelación"

2º.- "Oracular Spectacular" de MGMT (2007): El disco de debut de estos dos neoyorkinos (antes conocidos como The Management) fue uno de los mayores pelotazos del año pasado. Producido por Dave Fridmann (Weezer, The Flaming Lips), Andrew Van Wyngarden y Ben Goldwasser (que así se llaman los sujetos) se marcan una divertida mezcla de electrónica y psicodelia - que te traslada indistintamente tanto a la música de los 60 como de los 80 -, con acertadas melodías, certeros juegos de voces y falsetes a lo Scissor Sisters, capaz de alegrarte el día más triste y de incitarte a mover el esqueleto. Si escuchas ese temazo llamado "Time to Pretend" y no te entran ganas de bailar y de lanzarte al desfase total, amigo, es que estás muerto o eres más parado que el caballo de un fotógrafo. Escuchad la letra de este tema, en el que hablan sobre la fama: nos dicen que dejan atrás a su familia, a los amigos y el amor para dedicarse a vivir deprisa y morir jóvenes, a chutarse heroína, esnifar cocaína y follarse a las estrellas, a casarse con modelos, para tener hijos, divorciarse de ellas y después conocer más modelos. “Nos ahogaremos con nuestro propio vómito y ese será el final”, concluyen. Toda una oda al hedonismo y a la autodestrucción.

Pero este disco no se acaba en "Time to Pretend". También tenemos ese bombazo llamado "Kids", magnífico e imparable tema, house de lo más hipnótico y bailable que he escuchado en tiempos. "Weekend Wars" es un tema extraño, tan pronto de recuerda a Bowie, como a los Bee Gees, con esos falsetes, pero no deja de ser adictivo, otro temazo. Temas como "The Youth" o "Pieces of What", con influencias del glam, o la discotequera "Electric Feel" también merecen su reinvindicación en este disco. No dejéis de darle una oportunidad a este "Oracular Spectacular".




P.D. Obviamente, las imágenes de "Time to Pretend" no son del video clip oficial, pero como desde Youtube está denegada la inserción del video, este con imágenes del National Geographic o algo así, es el único que he encontrado del tema en su versión de estudio...

2 comentarios:

Jero dijo...

Dos discos estupendos, sin duda.

Los Shadow Puppets, en lo que a mí respecta, han conseguido con un solo disco superar todo lo hecho hasta ahora por los Arctic Monkeys (éstos no tienen ningún tema a la altura de "Standing next to me" o ""The age of the understatement"). Ese sonido de peli de espías de los 70 mola que te cagas.

Por su parte, el de MGMT es un disco curioso. Escuchando los singles uno se esperaría un trabajo electrónico, pero el resto del álbum es rockero con un punto glam e incluso con deudas a los Rolling Stones... Con todo, si pasa a la historia será por "Kids" (qué vídeo más cabrón) y "Time to pretend".

PD: Totalmente fuera de tema y sólo por ponerte los dientes largos: menudo concierto se marcaron el sábado Matthew Bellamy y Cía. en el Palacio de los Deportes de Madrid. Si hubiese durado un poquito más (se quedó en 1h35min) habría sido perfecto. Yo aún estoy afónico, jejeje...

charlie furilo dijo...

Bueno, bueno, yo no diría tanto, ya sabes que para mi, el primero de los Monkeys es un discazo irrepetible (en otro estilo al de los Shadow, pero indispensable).

Y si el disco de los MGMT pasará a la historia por ese par de temazos, no hay duda.

Que envidia me das, compañero!!! Bueno, a mi queda el consuelo de que este viernes (salvo sorpresa de última hora) vere a los Franz Ferdinand, a los que también tengo muchas ganas de ver tocar (no tanto como Muse, pero todo se andará)