FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

lunes, 23 de marzo de 2009

"Mad Men"

Pedazo de serie, si señor.

Y eso que solo llevo vistos 6 sepisodios de su primera temporada, pero sinceramente lo visto hasta ahora merece mucho, pero que mucho, la pena. Lo que me parece increíble es que, dada la calidad de la serie y los numerosos premios que ha obtenido, los responsables de Cuatro hayan decidido emitirla a la 1 de la madrugada, después de "House", vaya lumbreras!!! Yo no digo que sea una serie para emitirla en horario prime time, pero si que se podía dejar para un horario decente, porque ¿qué necesidad tenemos de ver nada más y nada menos que dos capítulos repetidos - algunos más de una vez - de "House" ? En fin, la cuestión es que me grabo los capítulos de "Mad Men" y los veo cuando puedo.

El creador de esta serie es Matthew Weiner - responsable también de la 5ª y 6ª temporada de "Los Soprano" - quien tuvo que ver como su proyecto fue rechazado por canales tan prestigiosos como la HBO, terminando finalmente en la cadena de cable AMC, comenzando a emitirse en 2007 y llevando hasta la fecha 2 temporadas de 13 capítulos cada una, siendo al parecer una serie que logrado el éxito a través del "boca a boca". Y eso es precisamente lo que voy a hacer yo, contaros sus bondades.

La serie se centra en la vida personal y profesional de los publicistas y trabajadores de la agencia de publicidad Sterling Cooper Advertising ubicada en la Avenida Madison de New York durante los años 60 - fundamentalmente en la de Don Draper (Jon Hamm), el principal director creativo de la agencia, que está que se sale el tío, interpretando a ese triunfador, que realmente no lo es tanto -, pero la principal virtud de la serie la constituye el hecho de ser un perfecto retrato social de la época, de lo que había realmente detrás de ese "sueño americano" tantas veces visto en el cine, y sobre todo, los roles y la relación entre el género masculino y femenino.

Con un diseño de producción impecable y una increíble ambientación, la serie nos muestra con toda crudeza y sin tapujos el machismo exacerbado existente en la época, no sólo en los hogares - donde se debe aparentar a toda costa ser la mujer perfecta, aunque tu vida sea un desastre, lleno de infidelidades y frustración - , sino también en el trabajo, donde el acoso sexual estaba a la orden del día, y las mujeres eran un mero elemento decorativo, estando permitido y aceptado realizar sobre él todo tipo de humillaciones.

Pero no sólo eso, nos muestra la vida de unas personas aparentemente perfectas, elegantes, triunfadoras, es decir, en la élite social, pero que realmente están viviendo una mentira, resultando unos amargados, que deben buscar el refugio en el alcohol - increíble como se bebe a todas horas, en el trabajo y en casa - y en aventuras extramatrimoniales. Es un poco como si su vida fuera un producto publicitario que debieran vender al público, y en todo momento tuvieran que mantener las apariencias.

Los diálogos son realmente brillantes, pero atención a los silencios y las miradas - y a la utlilización de canciones de la época - que juegan un importantísimo papel y muchas veces son mucho más reveladores que las palabras. Y sobre el todo, debe destacarse el humo de los cigarrillos, que toma una presencia fundamental, convirtiéndose casi en un personaje de la serie, definiendo estados de ánimo y situaciones. Se fuma constantemente: en la oficina, en la cama, en el metro, en los restaurantes, el ginecólogo en su consulta, las embarazadas, delante de niños y ancianos....

No se trata de una serie que tenga un ritmo vertigonoso, ni sobre ella subyace una gran trama ni existen grandes cliffhangers que te dejen con la boca abierta y necesites saber más - como "Perdidos", por ejemplo - pero no por eso deja de ser una excelente serie dramática, que refleja la realidad de la época de manera brutal.

Para terminar una curiosidad: el título de la serie es un juego de palabras, pues los publicistas (Ad Men), son también locos (Mad Men) y trabajan en los rascacielos de Madison Avenue (los hombres de Madison, “Mad” Men). No os la perdais!!!!!

3 comentarios:

JR dijo...

Tras tus comentarios, me he decidido a rescatarla de mi disco duro, donde residia la 1ª Temporada completa. Llevo 2 capitulos y efectivamente es una serie que está bastante bien, como trama, y sobre todo, muy muy cuidada.

Si no quieres esperar semana a semana a que llegue la 1 de la mañana del dia D, avisame y te la paso completa (incluso en dual si prefieres alimentar tu ingles)

Un saludo!

Susana dijo...

Buenísima, serie, coincido en lo del horario, demencial, y en lo de que no necesitas seguir la trama, capítulo a capítulo, para no perderte.

Impresionante la manera de tratar a las mujeres, como meros objetos sexuales, o como niños.
Un tiempo muy lejano?

sofia martínez dijo...

Se ha convertido en una de mis series predilectas por muchas cosas entre ellas la ambientaciónMad Men es maravillosa pero estoy muy triste porque estamos ya a semanas del estreno de la última temporada.