FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Reseña Concierto: Franz Ferdinand

Llegaron, vieron y vencieron.

Franz Ferdinand arrasó en su paso por Zaragoza el pasado viernes 4 de Diciembre. La banda escocesa pasó por el Pabellón Príncipe Felipe como si de un vendaval se tratara, al igual que una tormenta veraniega, de esas de gran intensidad pero corta duración (poco más de hora y media de concierto), nos regaló un magnífico concierto rebosante de energía y buen rollo que nos dejó a todos exhaustos de tanto saltar, bailar y corear sus temas, y por supuesto, empapados de sudor.

Tras la actuación de los teloneros, The Phenomenal Handclap Band - quiénes me dejaron un excelente sabor de boca y apuntaron muy buenas maneras ante el escaso pero agradecido público que estuvo viendo su actuación (creo que es un banda ideal para disfrutar en una sala o club de pequeñas dimensiones) -, la banda de Glasgow apareció en el escenario con puntualidad británica, ante la histeria colectiva de una entregada audiencia (unas 5.000 personas) que con una mezcla de excitación y alegría los esperaba como agua de mayo - no en vano, no es muy habitual ver por estos lares grupos de su caché en el punto álgido de su carrera -, y tras el "buenas noches" con el que nos saludó Alex Kapranos, comenzaron el concierto con "No You Girls", el segundo single de su último lp, "Tonight". Después llegó una vibrante "Michael" y con su archiconocido "Do You Want To" se desató la locura. Tanto los graderíos como la pista (en la que un servidor se encontraba) era un auténtico hervidero de gritos, saltos y bailes. Momento acojonante donde los haya.

Siguieron con la bailable "Can´t Stop Feeling", para después acometer "Auf Achuse" y "Walk Away" - que pese a no ser de las más movidas, en directo suenan gloriosas -, para después sin solución de continuidad y sin ofrecernos un minuto de respiro acometer "Dark of the Matinée", "Live Alone" y la imprescindible "Take Me Out", donde la peña se vino arriba de manera definitiva y el pabellón se vino literalmente abajo. Sin lugar a dudas el momento álgido de la noche, una auténtica catársis colectiva, que la banda logró mantener con unas increíbles "40 Ft", "The Fallen" y "Ulysses" para cerrar con "Outsiders" y su habitual final instrumental con los cuatro miembros dándole caña a la batería en una especie de brutal batucada que hizo las delicias del personal.

En los bises, y tras decir Kapranos que le "gustaría oir a los maños gritar" tocaron una tremenda "Tell Her Tonight" - precisamente, es el tema que menos me gusta del primer disco, pero en directo fue la hostia - , una inmensa "This Fire" y siguieron con "What She Came For", para terminar con "Lucid Dreams", con un final demasiado largo y electrónico, que me rayó bastante y fue lo que menos me gustó, pero que no empañó una noche de rock sencillamente inolvidable y agotadora como pocas. Sin lugar a dudas el concierto del año a nivel local para el que suscribe y uno de los mejores que hemos podido ver en muchos años en Zaragoza.

Sois muy grandes, tíos ¡Larga vida a Franz Ferdinand!

3 comentarios:

Jero dijo...

¿¿¿¿No tocaron "Jacqueline"????

De todos modos, parece que fue un gran concierto...

charlie furilo dijo...

Lamentablemente no, y es una putada porque es una mis favoritas del grupo. De todas maneras no me sorprendió, porque no debe ser muy habitual en directo (lo cual me sorprende porque en vivo tiene que ser la hostia, pero bueno...)

En cualquier caso,se lo perdonamos a Kapranos y cía porque lo pasamos como auténticos enanos.

Roberto dijo...

Buen concierto y buena reseña si señor, estuve ahi pero no lo podria haber definido con mejores palabras.
Saludos