FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 17 de marzo de 2009

Reseña Cine: Watchmen

Pues no, chicos, tampoco este "finde" he visto la peli del "tio Clint", sino que he visto Watchmen, la adaptación del cómic (o novela gráfica, como gustéis) que Alan Moore y Dave Gibbons hicieron allá por el año 1986 para la editorial DC Comics, y que supuso toda una revolución en el mundo del tebeo, no sólo por el original enfoque de los superhéroes, sino también por la utilización de nuevos métodos en el cómic (la introducción de tramas paralelas, la utilización del color como elemento narrativo, la ruptura de la continuidad temporal de las viñetas o la introducción en la historia de otros elementos como imaginarios libros, periódicos, artículos periodísticos, fichas policiales, etc...), y que seguramente amplió el espectro de lectores del cómic, configurándolo no sólo como un entretenimiento para adolescentes, sino también como otro medio - con infinidad de posibilidades y recursos - para contar historias dirigidas a adultos.

Se ha dicho hasta la saciedad que esta es una obra muy compleja, y por ello prácticamente inadaptable a la gran pantalla, y también, que las obras del genio Moore que habían sido adaptadas a la gran pantalla habían resultado en líneas generales un fiasco (a excepción de El Caballero Oscuro, de Nolan, la cual aunque no sea una adaptación propiamente dicha, si que toma muchos aspectos de la personalidad del Joker interpretado por el desaparecido Heath Ledger, así como de la relación Batman-Joker, que Alan Moore establecía en su magnífico comic La Broma Asesina).

La película, al igual que el cómic, transcurre en unos hipotéticos Estados Unidos de 1985 en los que Nixon gobierna en su tercer mandato, y el mundo está al borde de un holocausto nuclear por las tensiones entre E.E.U.U. y la U.R.S.S. Desde la aprobación del acta Keane, los superhéroes han sido prohibidos y relegados al ostracismo y viven retirados, excepto algunos que trabajan para el gobierno. Cuando uno de sus antiguos compañeros es asesinado, el vigilante enmascarado Rorschach se propone descubrir quien está detrás de un complot urdido para matar y desacreditar a los superhéroes del presente y del pasado. Su misión es cuidar y vigilar a la humanidad, pero "¿quién vigila a los vigilantes (Watchmen)?"

Pues bien, una vez vista la película, he de decir que como adaptación del cómic me parece en líneas generales excelente, y en algunos momentos magistral - como por ejemplo, los brillantes títulos de crédito con la canción de Dylan The times they are a-changing en los que se va contando la historia de los Minutemen (grupo de superhéroes predecesor de los Watchmen) y de como transcurre paralela a importantes sucesos de la historia de los Estados Unidos del siglo XX o la secuencia del Dr. Manhattan en Marte contándonos su historia - pudiendo afirmar sin lugar a dudas que el film de Zach Snyder es hasta el momento la mejor adaptación de un cómic de Alan Moore.

La película sigue prácticamente al pie de la letra la historia del cómic, plasmando viñeta por viñeta los dibujos de Gibbons y los diálogos de Moore - como por ejemplo, el diario de Rorschach o la conversación de este con Buho Nocturno - y solo se toma algunas licencias, como el cambio del final y las motivaciones de Ozzymandias, si bien, tampoco es exagerado y creo que el de la película, encaja mejor y es más digerible para los profanos en el cómic o si se quiere para el espectador convencional.

No obstante, hay otras cosas que me chirrían bastante: creo que aspectos como la violencia o el sexo, que aunque existen en el comic de manera muchas veces sugerida, en el film, Snyder los muestra con toda crudeza e incluso los magnifica - vease, por ejemplo, las escenas que muestran a Rorschach cuando investiga la desaparición de la niña o cuando su huida de la cárcel, o por ejemplo, el encuentro de Buho Noctuno y Espectro de Seda en el callejón con unos pandilleros -. Eso, y la planificación de las peleas a cámara lenta e imitando el estilo matrix (que dicho sea de paso, ya empieza a cansar), es lo que menos me gusta de la película, y creo que no encaja en absoluto con la historia que se cuenta en el cómic.

En cuanto a los personajes, decir que en líneas generales están bien plasmados e interpretados por los actores - aunque quizá les falte algo más de profundidad a algunos de ellos -, destacando sobre manera, Rorschach - excepcional Jackie Earle Haley - y en menor medida, El Comediante y el Dr. Manhattan. El resto son más pasables, a excepción de Ozzymandias que es el que no me encaja en absoluto, y creo que es un error total de casting.

Pero la mayor pega que encuentro a la película es que no la veo especialmente digerible para alguien que no haya leído el cómic, no se igual estoy equivocado, pero no lo veo un film para el gran público, al estilo El Caballero Oscuro, Spiderman o X-Men. Al igual que el cómic, la cinta tiene grandes ideas y conceptos que beben mucho de la filosofía - como el superhombre de Nietschze -, así como brillantes diálogos, pero plasmados en pantalla, quizás parecen en ocasiones demasiado postizos o si se quiere grandilocuentes y pomposos. En fin, es mi opinión, y ojalá me equivoque porque me parece una buena película, pero no creo que - una vez pasada la "euforia" del estreno - vaya a ser un taquillazo.

Por todo ello, la puntúo con 3 sobre 5 (aunque me gustaría esperar a ver el metraje adicional - al parecer más de 30 minutos - que incluirá la edición en DVD para valorarla en su justa medida).

2 comentarios:

Jero dijo...

Sobre la película opino más o menos como tú (aunque matizando algunas de sus virtudes como adaptación), pero si no te parece una tocada de pelotas, me gustaría rebatir eso de que "por la utilización de nuevos métodos en el cómic (la introducción de tramas paralelas, la utilización del color como elemento narrativo, la ruptura de la continuidad temporal de las viñetas o la introducción en la historia de otros elementos como imaginarios libros, periódicos, artículos periodísticos, fichas policiales, etc...)"

Todo eso ya existía en el comic mucho antes de "Watchmen", sólo que no tan bien empaquetado de cara al gran público. Lo que pasa es que se pretende hacer creer a los lectores amateurs que Moore y Gibbons inventaron la rueda con este comic (que por otro lado es mi tebeo favorito, una cosa no quita la otra), pero eso tampoco es cierto...

charlie furilo dijo...

Vaaaaale, aceptamos pulpo como animal de compañía...jaja

Tocada de pelotas? En absoluto, Jero.

Ya se sabe que prácticamente no ha nada que ya no esté inventado, no? En este caso, te parecería más correcto decir que fueron los primeros en utilizar todos esos recursos de manera conjunta en un comic de superhéroes y "empaquetarlo de cara al gran público", como dices?

De todas maneras, en su momento, para mi fue la primera vez que veía algo así en un comic de superhéroes y me impactó sobremanera. En ese momento de mi vida (con la edición de Norma en un único tomo), había leido muy poca cosa, pues aunque tengo 36 años, soy relativamente nuevo en esto del comic, pues empecé en el 1994.