FURILO ESTÁ AQUÍ PARA PROTEGERLES Y SERVIRLES

martes, 25 de enero de 2011

Lo más oído en mi Ipod (4º Trimestre 2010)

Bastante más tarde de lo que tenía pensado, pero aquí están los discos más escuchados por el abajo firmante durante el último trimestre del año 2010. A saber:

1º.- "Warp Riders" - THE SWORD (2010):

Ya lo he dicho por aquí alguna que otra vez. La banda de Austin (Texas) es uno de mis últimos descubrimientos metaleros y ando completamente enganchado con su heavy/doom/stoner metal de la vieja escuela trufado de riffs demoledores, pesados y densos - al estilo de bandas como Black Sabbath - y con una sección rítmica tan compacta como un muro de granito.

En este su tercer lp, los de Texas se aventuran con un álbum conceptual, cuyo argumento escrito por el vocalista J.D. Cronise gira en torno a las aventuras por el espacio de Ereth, quien en la cruzada por salvar su planeta se cruzará con guerreros místicos, brujas, robots y piratas espaciales.



Un discazo descomunal donde destacan temas como "Tres Brujas", "Lawless Lands", "The Chronomancer I: Hubris", "Astraea's Dream" o "Night City".



2º.- "Postcards From a Young Man" - MANIC STREET PREACHERS (2010):

Siguiendo las recomendaciones de mi hermano - cada vez más indie y más popero, quien le ha visto y quien le ve - le di una oportunidad al último trabajo de los galeses, un grupo al que nunca le he prestado la atención que probablemente debería: nunca me había parado a escuchar un disco completo, limitándose mi conocimiento del grupo a su amplio repertorio de singles publicados durante su carrera (algunos de ellos verdaderos hits).
¿El resultado? Uno de mis discos favoritos del año pasado.

"Postcards From a Young Man" es un disco de grandes guitarras y estribillos irresistibles, cuidadas melodías y efectivas orquestaciones en el que todos los temas suenan épicos y grandilocuentes, muy himnos llena-estadios. El primer single, "(It’s Not War) Just The End Of Love" es un buena muestra de ello, pegadizo y con un tremendo solo de guitarra en su parte final, así como ell tema que da nombre al lp (que recuerda poderosamente a "A Design For Life").



El disco cuenta además con varias colaboraciones de postín: Ian McCulloch, que canta en "Some Kind Of Nothingness", John Cale, quien toca el piano en "Auto-Intoxication" y Duff McKagan, el bajo en la rockera "A Billion Balconies Facing The Sun".


3º.- "Black Lightning" - THE BELLRAYS (2010):

Cuando parecía que, tras la marcha del guitarrista Tony Fate, andaban ya de capa caída y que sus días más rockeros ya no volverían,
los de Riverside, California, se descuelgan con este pelotazo de disco, que auna a partes iguales el punk-rock sucio y garajero de sus comienzos - "Black Lightning", "Hell On Earth", "On Top" - el hard rock - “Power to Burn", "Living a lie” o “Everybody Get Up”, con innegables aires a los AC/DC - y el soul y el sonido motown de sus últimos trabajos - "Sun Comes Down", "Anymore", "The Way".



La vocalista, ese torbellino llamado Lisa Kekaula, está que se sale, siendo capaz de los registros más agresivos y los más dulces y melódicos. Además, pese a practicar rock & roll de alto octanaje, su prodigiosa voz parece menos oculta por los instrumentos que en los primeros discos. Otro de mis favoritos del año.



4º.- "Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys" - MY CHEMICAL ROMANCE (2010):

Andaba bastante mosca con este nuevo álbum de la banda de Gerard Way y cía. Los primeros adelantos del disco no despertaron (inicialmente) mi entusiasmo precisamente y me temía un fiasco total.



Nada de eso. Los MCR firman un gran lp, que si bien, es inferior a su predecesor - "The Black Parade" (2006) - es un dignísimo sucesor que seguro les permite seguir en la brecha, ya que pese a los evidentes cambios producidos en el seno del grupo, tanto musicalmente como indumentariamente hablando (que los alejan totalmente del movimiento emo) siguen teniendo una enorme facilidad de generar irresistibles singles con arrebatadoras melodías y pegadizos estribillos, en los que se combinan el pop, el metal, el punk y la música electrónica/disco.



Ahí están certeros temas como "Na Na Na Na", "Bulletproof Heart", "Planetary (GO!), "Party Poison" o "Vampire Money" para dar buena muestra de su buen estado de forma.

2 comentarios:

Jero dijo...

Sólo he escuchado el de MCR y me ha dejado más bien frío. No está mal pero podría haber estado muchísimo mejor. La sensación que me deja es que es un disco que tira de "concepto" para encubrir que en realidad es más bien escasito, con un par de canciones con cierta enjundia y el resto con poca chicha. Como el último de Linkin Park, sólo que en este caso manteniendo, en esencia, el sonido del grupo.

Eso y que "Na Na Na Na" es una canción totalmente vírica. Al principio es asquerosilla pero luego se te pega como una enfermedad venéra y te descubres tarareándola en los lugares y momentos más insospechados...

charlie furilo dijo...

JERO: Pues con el disco me ha pasado lo mismo que a ti con el single "Na Na Na". Al principio no me entusiasmó precisamente, pero con sucesivas escuchas de vuelve completamente adictivo y tarareable a más no poder. Dale una oportunidad que es infinitamente mejor que la cagada que han hecho Linkin Park.